Girona es una ciudad situada en el noroeste de España, en el Valle del Ter, cerca de la frontera con Francia. Está bañada por 4 ríos: el Ter, el Onyar, el Güell y el Galligants. Es una ciudad muy bonita donde se puede percibir la historia a través de sus calles y casas antiguas. Se trata de una ciudad amurallada que data de la época de los romanos y que fue fundada en el siglo I a. C. En la actualidad, el denominado casco antiguo es el conjunto de edificaciones ubicadas dentro de la muralla. La ciudad está bañada por el río Onyar y tiene un tramo de casas muy conocido, por estar pintadas de colores pastel, éstas se construyeron en el s.XIX, para cubrir un tramo de muralla destruida en 1807 durante el asedio de las tropas francesas.

El principal atractivo de Girona es su casco antiguo, uno de los más atractivos de España. Actualmente la ciudad aparece en las posiciones más altas de los ránkings de calidad de vida. Eso se nota en sus comercios, sus restaurantes y en el día a día. La ciudad vive una época dorada tras unas décadas grises de la postguerra y cualquier visitante puede apreciarlo fácilmente.

         

La primera recomendación es acercarse a la espectacular Catedral Gótica, subir los 86 escalones que conducen a ella y disfrutar de su fascinante interior con una gigantesca y esbelta nave que ostenta el récord de ser la más ancha del mundo y un claustro de planta trapezoidal considerado una obra maestra del Románico.

Luego de visitar la Catedral se puede deambular por las callejuelas adyacentes y visitar la zona universitaria, un interesante complejo de edificios con gran oferta de bares y restaurantes de tapas y las calles del barrio judío, uno de los mejor preservados de toda Europa. En el casco antiguo también se pueden visitar los límites de la Muralla, con un recorrido delimitado desde donde se disfrutan de excelentes vistas de la ciudad.

         

El río Onyar y los puentes que lo salvan son otro de los principales atractivos de la ciudad. Los hay de varios tipos destacando el Pont de Pedra que une la Plaza del Ayuntamiento y la agradable Rambla de Girona con el comercial Carrer Nou y el Puente de Hierro o Eiffel, que enlaza el Mercadal con calles comerciales del barrio antiguo como la Argenteria.

Girona también acoge uno de los museos del cine más importantes de Europa con una vasta colección de todo tipo de material cinematográfico. El museo se constituyó gracias a la donación del cineasta Tomás Mallol. Este año se cumplen 10 años de su fundación y están previstos diversos actos.

                                                                      Qué hacer en Girona >>